miércoles, 11 de noviembre de 2009

El serranito, un plato muy sevillano

Últimamente, tengo un antojo que se me repite muchos días. No es otro que las ganas de comerme un serranito. Si el bocadillo de calamares es típico de Madrid, éste, lo es de la ciudad del Betis y la Cruzcampo. Por cierto, para regarlo, esto último es lo mejor que para algo, es también una cerveza made in Sevilla.

Para los que sois de fuera, el serranito es un bocadillo no apto precisamente para personas que comen poco, pues sus ingredientes son: filete de cerdo o de poyo, (en algunos bares estoy empezando a ver de pescado), jamón, un pimiento frito, 2 o 3 rodajas de tomate y unas patatas fritas acompañadas de salsa alioli, mahonesa o mojo picón. En algunos sitios además le añaden tortilla y un tranchete de queso. Este plato, suele presentarse de 2 formas: o bien con el bocadillo cerrado y las patatas en el plato con la salsa a un lado, o bien con todo desmontado, para que pongamos los ingredientes al gusto, nunca se sabe y hay gente a la que le gusta meter patatas dentro del bocadillo. Importante, nada de patatas de bolsa, ¡papas fritas en condiciones! ¡de las que se fríen en la freidora o en la sartén!. Pues si no, ni es serranito, ni es nada. Su precio, oscila entre los 3 y 4€ con lo que por un billete de esos pequeños de monopoli que tanto se arrugan podemos tener una buena cena.

Desconozco cuando empezó a ponerse este bocadillo en los bares de Sevilla, pues lo llevo comiendo desde que tengo uso de razón. En estos meses, mi adicción ha llegado a un punto que cuando salgo a tomar algo, si sé que lo tienen no reparo en mirar más la carta. Por suerte para mi, todos o casi todos los bares lo ponen, en distintos formatos, con cinta de lomo, o solomillo de cerdo y distintos tipos de pan. Para mi el serranito ideal es el que ponen en los Morales de la barriada las Huertas, que lo llaman Serranito Sevillano. Va con pan de Viena andaluza, y lleva los ingredientes que antes he comentado. El peor que he probado, uno muy simplón que probé en un pueblo con 2 revanadas de pan al estilo chiringuito, y el biliserranito del Bilios, que va en pan de baguete. Como véis, el pan es un ingrediente muy importante para hacer este plato, que no sabe igual si se come en casa.

Para los que tengan menos apetito, la gastronomía hostelera sevillana tiene otras tapas muy típicas y muy ricas como son el cazón en adobo, que aunque aquí no tenemos mar es donde mejor se come, o la carne mechada, que se elabora de múltiples formas. Para mi, la mejor es la más sencilla de hacer que es en el horno con sal y pimienta. No podemos olvidarnos tampoco de los caracoles y cabrillas, (pedir sólo en temporada, oséase meses de mayo y junio) y del solomillo al wisky. De postre, ya al gusto de cada uno. Yo hoy tenía antojo de Mouse de chocolate, que no es típico de aquí pero creo que por mucho tiempo, voy a acordarme del yogur con nueces y miel que he comido este mediodía en la cafetería del estadio olímpico.

4 comentarios:

dama dijo...

El Serranito debería de estar en la dieta mediterránea, te soluciona una comida, una cena, te quita el hambre de un golpe, y cuando está bien hecho, con sus papitas en gol norte, su pimientito frito en gol sur, dan ganas de darle catorce besos al camarero.

Un beso verdiblanco.

Silvia y Gema dijo...

Hola!
¡Qué hambre me acaba de entrar leyendo la descripción del serranito!
Lo tendré en cuenta si voy a Sevilla. ¡Qué rico!
Un abrazo.

Jorge dijo...

Pues sí, un serranito bien hecho te dan ganas de ligarte a la camarera que lo sirva jejejejejeje. Unos cuando vengáis de Canarias lo probaréis, y otros, si algún día sale el plan de volver a las afortunadas tendremos que probar la ropa vieja que tiene que estar muy rica. Por cierto, yo que soy el tonto de las patatas fritas, hoy, debido a mi mal cuerpo he tenido que dejar medio plato con todo el dolor de mi corazón. Eso duele más cuando las patatas las ha hecho mi manma, que son las mejores.

tahurmanco dijo...

Vi un corto donde decían esto:

"El serranito es a la gastronomía lo que la clase media a la sociedad. Tiene de todo para saciarse, pero ningún lujo. Como las gordas"

Un abrazo